Vivir en autocaravana
|

Mi primer viaje en autocaravana por el norte de España (I)

Aunque pueda parecer increíble hasta que no han pasado casi 9 meses no he podido realizar un viaje en mi autocaravana; un viaje propiamente dicho, ya que el resto han sido desplazamientos. Cuando hablo de viaje me refiero a ir moviéndome por varios sitios (conocidos o no) y visitarlos durante más o menos tiempo; lo otro para mí son desplazamientos, es decir, estar en un sitio y voy a otro para lo que sea.

Por diversos motivos como fueron el confinamiento, los cierres perimetrales y otros personales aún no me había movido apenas de la “zona de confort”: la costa de Alicante en mis inicios tras recoger en Madrid y preparar mi “Libertad” (que es como llamo yo a mi casa), Granada (obvio), costa de Almería y costa de Málaga (cuando se abrió el cierre provincial en Andalucía) y poco o nada más.

Hice un pequeño intento de salir de Granada a primeros de julio ya que el calor era insoportable allí (multiplicado por dos si vives en una autocaravana y por tres si no tienes instalado aire acondicionado o enfriador) pero por motivos personales se quedó en un intento (los que me conocéis más de cerca sabéis el por qué); llegué hasta Aranda de Duero (Burgos) y pude saborear el fresquito e incluso algo de lluvia pero a los tres días ya estaba de vuelta en Granada.

Y bueno, casi por obligación, llegó el día en que pude iniciar mi primer viaje en autocaravana, con destino a tierras españolas donde encontrar una temperatura más baja en verano y en las que pudiera disfrutar de mi “Libertad” y de tener un hotel reservado allá donde quisiera parar; más que eso, diría tener un apartamento propio con todas sus comodidades en cada lugar que se me pudiera ocurrir (dentro, claro está, de las limitaciones de aparcamiento, pernocta, etc).

Vivir en autocaravana
Entrando en la provincia de Soria

Bueno, pues como decía, el objetivo principal de este viaje era (y es) huir del asfixiante calor del sur de España en primer lugar y en segundo lugar huir también de las masificaciones que conllevan el verano y las vacaciones laborales y escolares; en tercer lugar tener algo de vacaciones (aunque sea a días o ratos sueltos); hay que tener en cuenta que me he pasado desde noviembre hasta prácticamente junio (quitando visitas puntuales a Granada) en la costa de Almería, Granada (días sueltos) y Málaga con lo que eso implica: temperaturas suaves y estables, mínima o nula masificación (tan sólo fines de semana puntuales de buen tiempo); es decir: casi 8 meses en la playa.

El primer objetivo (encontrar temperaturas más suaves) conseguido de sobra; el segundo no tanto: allá por donde voy me estoy encontrando mucha gente; ¡parece que toda España se ha ido a veranear al norte este año! También es cierto que soy un borrego que se ha ido a visitar los lugares más turísticos y bonitos del norte de España, pero es que para una vez que está uno por aquí… (ya volveré, si es posible, cuando no sea temporada alta y para estar más tiempo).

Vivir en autocaravana
Alrededor de 100 autocaravanas

Bueno, empiezo a relatar la primera parte de mi viaje, sin antes decir que esto no pretende ser una guía de viaje por el norte de España para seguir a rajatabla ni nada parecido; voy a contar mis experiencias, mis impresiones y mis anécdotas en el primer viaje en autocaravana que hago por España, concretamente por el norte y por algunas zonas en las que aún no había estado pero desde el punto de vista de novato que soy y para que sirva para los que tienen pensamiento de hacer lo mismo o realicen sus primeros viajes en autocaravana y tengan sus primeras experiencias; además, recibo tantas muestras de cariño allá por donde voy que me apetece hacerlo. Iré contando también por donde he pernoctado y que tal me ha ido.

Los que ya me conocéis un poco a través del canal de YouTube sabéis como es mi forma de ser: natural, sin postureos y directo. Esto no quita que el día de mañana me de por hacer viajes por zonas concretas y contarlos con todo detalle en plan guía de viaje para autocaravanas; nunca se sabe…

Salí de Granada el día 13 de julio con unos 32 grados a eso de las 11:45 am; quitando una parada para repostar, comer en «casa» y echar una siesta recarga pilas de 15 minutos, pude llegar del tirón hasta Soria (650 kms) por la tarde. Grata sorpresa al llegar el ir viendo a la gente con chaqueta por la calle a eso de las 20:30 en pleno mes de julio. Cuando llegué al aparcamiento y salí a dar una vuelta, me tuve que volver para coger yo también una chaquetilla; no en vano allí el termómetro de la Ford marcaba 17 grados.

Durante este viaje, para el tema pernoctas me estoy guiando cien por cien por la famosa y práctica aplicación Park4night; en este caso, en Soria, pasé dos noches en el aparcamiento que hay al lado de la pista de atletismo y del Nuevo Estadio los Pajaritos. Cuando llegué había algún coche aparcado y una autocaravana, pero a la vuelta de mi paseo para estirar las piernas y tomar algo me encontré que me quedé sólo; os puedo asegurar que entre la paz y el fresquito hallados (tuve que sacar una mantita del armario para dormir) fueron dos de las mejores noches que he pasado en la autocaravana.

Vivir en autocaravana
Pernocta solitaria y fresquita en Soria

Por lo tanto, la primera parada del viaje cumplió su cometido: tranquilidad y fresquito (por cierto, fue irme y subir las temperaturas; muchas gracias Soria por el detalle). No entro en detalles de lo que vi o visité ya que suelo ir un poco (bastante) a mi bola además de que tengo que dedicar tiempo del día a trabajar (como buen autónomo). Por cierto, no os perdáis los Torreznos de Soria.

Tras un día y dos noches en Soria puse rumbo a una ciudad que me cogía cerca (85 kms) y de camino en la ruta que más o menos quería seguir y que tampoco conocía: Logroño. He de comentar que varié mi idea de ruta inicial ya que en principio iban a ser al menos dos meses y al final va a ser algo más de un mes y la he recortado un poco; en lugar de subir hasta el norte de Huesca (Torla-Ordesa) e ir recorriendo un poco de Pirineos hacia el oeste, al final subí por Soria con destino a la Costa Cantábrica y seguir con la idea de recorrerla entera con algo de interior, Galicia y bajar por la antigua Región Leonesa.

En Logroño existe un parking muy grande, con árboles que dan sombra y cuyas raíces levantan el asfalto hasta tal punto de hacer montañitas sobre él… En época estival se recomienda aparcar lo más alejado posible de la entrada al recinto de la piscina ya que hay muchos usuarios de turismos de la propia ciudad y no es plan de llegar y quitarles el sito.

Vivir en autocaravana
Amplio y tranquilo parking en Logroño

¿Cómo no iba a parar en Pamplona estando a tan sólo 110 kms y casi de camino? Precioso el casco antiguo al que, si accedes desde la parte norte, parece que estás entrando en una fortaleza; en cierto modo me recordó un poco a alguna parte de la Alhambra de Granada por sus zonas de árboles, sombras y murallas.

En esta ocasión pernocté en Ansoáin, municipio de la zona norte pero que está relativamente cerca andando del casco antiguo de Pamplona, así te das un paseo que siempre viene bien (al menos a mi: mientras ando hago ejercicio, pienso, consulto móvil, observo, y además hago ganas para tomarme la cervecita). Se trata de un aparcamiento grande con una zona señalada para autocaravanas y furgonetas camper; además cuenta con su espacio de llenado y vaciado, totalmente gratuito. Es ideal para aparcar cuando llegues y visitar la ciudad y volver por la noche a dormir.

Vivir en autocaravana
Área de Ansoáin en Pamplona

Lo bueno de pasar algunos días (o temporadas) en una zona de autocaravanistas es que llegas a conocer a gente, “vecinos” de al lado de donde estás aparcado que realmente merecen la pena; algo que me encanta de este mundillo es el compañerismo (me recuerda al ambiente motero de los años 90 del que fui partícipe en gran medida). Lo malo es que pasado un día, dos o semanas, cada uno sigue su camino y no vuelves a verlos…

O si. Por eso decidí entrar en Francia, concretamente a Hendaya, a tan sólo 85 kms de Pamplona. Allí residen Patrice y su esposa, a quienes conocí en mi larga estancia este invierno y primavera en Roquetas de Mar (Almería). Fue un placer volver a verlo (su esposa estaba de viaje) y compartir una tarde de charla mientras tomábamos un refresco en la zona del puerto. Seguimos en contacto ya que es una persona estupenda que incluso me ofreció su casa. Espero volver a verlo pronto.

Allí pernocté en un área de pago para autocaravanas que está en la parte alta del pueblo y funciona a través de un cajero que abre la barrera y proporciona un ticket con un código que también sirve para la salida (24 horas desde la entrada por 10 euros). Por cierto, ya puedo decir que he estado en el extranjero con mi autocaravana!

Si hay algo que me joroba de haber estado en San Sebastián es que tuve que dar muchas vueltas para encontrar donde aparcar. No está fácil allí para nosotros; al final aparqué en lo alto de una montaña (Paseo Bascongada) y para bajar a la Playa de la Concha, pues no está mal el paseíto, pero para subir utilicé el transporte público.

Vivir en autocaravana
Playa de la Concha. Donostia (Guipúzcoa)

Otra cosa que me supo mal de estar en San Sebastián fue no poder contactar con un suscriptor del canal de YouTube que vive allí y que tenía muchas ganas de tomarse unas cervezas y unos pinchos conmigo pero es que tenía que localizarlo entre todos los comentarios de todos los vídeos y que luego me contestara… complicado; por eso es bueno que me sigáis por Instagram porque así podemos hablar por el chat; al final me tomé yo solo (como casi siempre) las cervezas, los pinchos, los vinos… por el casco antiguo de San Sebastián. Volveré, pero en temporada baja o por la noche, que hay menos gente.

Vivir en autocaravana
Isla de Santa Clara. Donostia (Guipúzcoa)

Como el aparcamiento estaba muy retirado y además en una calle en pendiente (sin posibilidad de colocar calzos por normativa) decidí cambiar de aires; es lo bueno de esto, que si no estás a gusto en un sitio, pues te vistes y te vas…

Vivir en autocaravana
Palacio Miramar. Donostia (Guipúzcoa)

Y fue un acierto, porque descubrí más adelante un sitio con muy buenas vistas y tranquilidad en el que había más vacas que personas, pero sólo de día. Al llegar la tarde empezaron a llegar más compañeros y casi no cabíamos. Entonces ya estábamos más personas que vacas; un poco de estrés, la verdad, cuando se te pegan a menos de un metro (en este caso fue una furgo de una parejita que encima se pusieron a ya sabes qué tanto al llegar por la noche como antes de irse por la mañana y hombre, yo muy contento por ellos pero…).

Bueno, pues un par de noches allí y comprobando que la paz sólo era temporal decidí seguir con mi camino. No os digo el lugar porque es muy pequeño y ya está saturado aunque los de por allí seguro que sabéis dónde es; es por respeto a las vacas que pastan a sus anchas y quiero que sigan así. No obstante si me preguntáis por privado, a lo mejor os lo digo siempre y cuando estéis suscritos al Blog, Instagram, canal de YouTube y tengáis contratado el seguro de la autocaravana con mi correduría 😊.

Vivir en autocaravana
Pernocta rural en Guipúzcoa

Laredo (a 150 kms. de San Sebastián) . Cuatro días allí; encontré un aparcamiento bastante bueno, con muchos más compañeros, bien situado y me gustó el lugar; idóneo para visitar Santoña (ya sabes, anchoas); fui en bici a Santoña desde Laredo pero la vuelta la hice en el barco que va desde Santoña hasta el Puntal de Laredo porque la carretera tiene su tráfico y es estrecha y no lo pasé bien en la ida, la verdad. También hay paseos en barco por toda aquella zona. Imprescindible subir al Monte de la Atalaya de Laredo que aunque tenga mucha pendiente y sobre todo escalones merece la pena por sus vistas.

Vivir en autocaravana
Laredo

Esto es todo por ahora, pero pronto habrá segunda parte. Suscríbete al Blog (si no lo has hecho aún) y te llegará al correo en cuanto la publique:


  • Negocio online
    Hola… Si viste uno de mis últimos vídeos (🟢 CÓMO ME GANO LA VIDA 💰 viviendo en mi autocaravana. Mis…
  • Málaga «sacaba»
    Pues sí, haciendo un juego fácil de palabras que, los que conocéis aquella zona me entenderéis, MÁLAGA SE ACABA. Indignante….
  • Un año viviendo en una autocaravana
    Quién me lo iba a decir a mi; en toda mi vida (y ya tengo una edad) jamás había pasado…
  • Cómo me gano la vida viviendo en mi autocaravana
    ¿Qué significa para ti vivir en una autocaravana? ¿Qué ingresos necesitas para vivir en una autocaravana? Buenas preguntas. A ver,…
  • Suspensión neumática
    Sin duda alguna la suspensión neumática es uno de los elementos de seguridad que las autocaravanas deberían traer montados de…
  • Challenger 396 Graphite Premium
    Con motivo del Salón Internacional del Caravaning 2021 celebrado en la Fira de Barcelona del 16 al 21 de octubre…

Publicaciones Similares

2 comentarios

  1. Helou!!!!jajajaja( te sigo x insta y YouTube).
    Me ha encantado tu post, siempre tan claro y directo. Di que sí!!
    Ya me acuerdo de tu pasada x San Sebastián, fue una pena la verdad, pero hay sitios que en verano es mejor no ir.

    Soria una pasada. Nosotros estuvimos en Burgo de Osma y 👌 yo huyo de las aglomeraciones y el calor. Pero cuando hay que pernoctar me gusta que vaya alguien más, pero lis justos y necesarios y manteniendo la distancias 😜

    Esperando el próximo post!
    Ah! Me suscribí a tu blog también!

    1. Hola! Pues muchas gracias por seguirme por todas partes! Y me alegro, de verdad, que te haya gustado el post; la verdad es que este primer verano y primer viaje en autocaravana me ha hecho ver muchas cosas: por un lado la parte turística y por otro recordarme lo que no quiero, que es la masificación; de cara al año próximo la «cosa» cambiará, te lo aseguro. En cuanto normalice un poco la situación atípica que he vivido este verano, volveré a escribir y a grabar vídeos, que espero y deseo que sea pronto. Muchas gracias de nuevo por el feedback. Saludos y nos vemos por las redes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.